Wednesday, December 28, 2011

Mis primeras Navidades en EEUU


Comienzo este post dejando claro que las navidades aquí están totalmente sobrevaloradas, o al menos yo las tenía.

Hay algunas tradiciones muy bonitas que en España no tenemos, como por ejemplo la decoración de las casas, algunas más que otras, pero te las encuentras que no cabe ni una luz más en el tejado y que los renos de luces del jardín mueven la cabecita, muy graciosos, (en mi casa hemos puesto una corona verde con lazo rojo en la puerta de la entrada, lo de toda la vida vamos jeje).



Aquí también van a alguna granja a las afueras de la ciudad a elegir su árbol natural de navidad, lo cortan y se lo llevan a casa para llenarlo de bolitas, luces y demás ornamentación (nosotros pusimos el árbol de plástico de todos los años jeje).
Aquí les dejo el link de una página donde encontrar las granjas más cercanas para ir a cortar tu árbol.

Otra tradición genial es pasar una tarde decorando galletas de navidad, arbolitos, caritas… te pueden salir cosas monísimas o horrorosas jaja pero es divertidísimo.



Todo esto son actividades muy familiares y de hacer en casa, y si tu familia no está aquí pues está complicada la cosa…

Yo me imaginaba unas navidades con nieve, llenas de vida, de gente en la calle, de villancicos preciosos… y  no, no tiene nada que ver con eso.
Para empezar no hay nieve (aunque parece ser que es bastante raro, suele hacer más de frío del que hace por estas fechas), todos vuelven a casa por Navidad, y casi todo el mundo vive en la ciudad por trabajo o por estudios, así que pasan la Navidad con su familia en sus pueblos y la ciudad se vacía, literal, como un Agosto en Madrid.
El 24 y el 25 esta todo cerrado, y el 26 si no esta cerrado está vacío, así que no te dan ganas de ir a ningún lado. Y de fiesta ya ni hablemos… imposible encontrar donde tomarse una copa o bailar un rato.

La parte positiva de todo esto es que he tenido visita esta semana y cuando se está rodeado de buenos amigos se pasa bien en cualquier lugar J
Así que no hemos parado de hacer cenas y fiestas en casas de unos y de otros y la verdad es que ¡no he tenido tiempo de aburrirme ni un segundo!

Aún así no he podido evitar echar de menos a mi familia y amigos, las calles llenas de luces, tropezarte continuamente en las aceras de la gente que hay, las colas kilométricas para poder pagar los regalos, los villancicos en las calles de la laguna, la barbacoa y super cena de nochebuena, jugar al amigo invisible, las copas en la calle de la noria donde me reencuentro cada año con todo el mundo, seguido de una noche de fiesta y desayunar un bocadillo en el primer sitio que encuentres, levantarte y que Papa Noel te haya traído un detallito por “haberte portado bien” durante el año, la comilona del 25, el buscar como loca el vestido para el 31 sin tener que preocuparme por el abrigo porque no hace falta, estar harta de cargar la chaqueta que necesitas en la laguna pero con la que en Santa Cruz pareces disfrazada, las cenas y fiestas de navidad con los amigos, las vistas del Teide nevado yendo hacia algún guachinche en el norte, un atardecer en algún sitio maravilloso de mi isla como La Punta, un bañito en las playas del sur, y como no… también voy a echar mucho de menos atragantarme con las 12 uvas, que intentaré comerme aquí como pueda ¡porque no hay campanadas!

En definitiva, la vida puede dar muchas vueltas en un año… pero si depende de mí intentaré pasar las próximas Navidades junto a los míos, que como en casa, no se está en ningún lado J

Les mando un beso enorme a todos desde el otro lado del Océano Atlántico y espero que hayan pasado una Feliz Navidad y que el 2012 llegue bien cargadito de salud, felicidad y cosas buenas para todos.



¡FELIZ 2012!

Sara

Monday, December 19, 2011

Happy hours y bailes locos

Washington DC no es una ciudad precisamente barata para comer o cenar fuera y menos aún para ir a tomar copas, aunque como en casi todos lados si se sabe donde ir y se conocen algunos trucos se puede pasar genial y ahorrar a la vez.
Y es aquí donde entran en juego las famosas “happy hours”, que son unas horas al día en la que los restaurantes y bares hacen descuento, tanto en los locales de copas más sencillos como en los restaurantes de lujo ¡aquí todo el mundo se apunta a las horas felices!.

Simplemente tienes que comprobar cuales son las happy hours de cada lugar en la página web o en el propio local. Normalmente suelen ser días entre semana en la hora de la cena (de USA claro… 5pm-7pm), aunque muchos locales también tienen los fines de semana e incluso hay algunos en los que un día a la semana hacen descuento durante toda la noche.



La semana pasada fui con unas amigas a Union Jack’s que se encuentra en el barrio de Bethesda, lugar de cenas inglesas-americanas y en el que a partir de las 10pm se quitan todas las mesas y la sala se convierte en una pista de baile  (esto también es muy típico aquí). El día ideal para ir es el jueves, ya que tienes descuento en el menú, las cervezas a 1$ durante toda la noche y de 10pm a 11pm es la “power hour” y absolutamente todo lo que te pidas te cuesta 1$. Así que como podrán imaginar lo pasamos genial y además gastamos muy poco.



Y después de la cena, las copas y las happy hours todo el mundo sale a bailar… ¡y no se imaginan de que manera!
Todos alguna vez hemos bailado como si no hubiera mañana, sin importarnos quien nos mire y el ridículo que hagamos… pues por lo que he comprobado estas semanas, aquí eso es una práctica muy común. Es divertidísimo ver como la gente baila desenfrenadamente sin importarle lo que piensen los demás, y es que en realidad los demás no piensan nada ya que da igual lo que hagas que nadie te va a mirar...
Así que si eres de los que te gusta dar rienda suelta al cuerpo este es tu sitio para disfrutar de la noche J



Aquí les adjunto un link con un listado de muchas de las happy hours de DC, aunque más adelante ya escribiré un post con mis favoritas y con algunas rutas para pasárselo bien sin que la cartera salga muy perjudicada, y más ahora en estas fechas de tantas compras, regalos y fiestas ¡Hay que ahorrar por algún lado!

Y es que ni las temperaturas ni la decoración engañan a nadie... ¡Ya llegó la Navidad! J



Sunday, December 11, 2011

La mejor manera de vivir el clásico en Washington DC

Se acercaba el clásico, y ese es un partido que una española no se puede perder esté donde esté.
Sinceramente, yo no soy muy futbolera ni seguidora de ninguno de los dos equipos en especial… pero me apetecía mucho verlo y además me pareció una buena oportunidad para conocer gente ya que aún llevo muy poquito tiempo en DC.

Me puse a investigar y siento decir que para los madridistas no hay muy buenas noticias ya que no encontré ningún sitio donde los seguidores de Real Madrid se reúnan para ver el partido.
Sin embargo los barcelonistas tienen muchísima presencia en esta ciudad, tanto que hasta existe la Penya Barcelonista de Washington DC. Se reúnen desde 2009 en Elephant &Castle (19th & I st. NW) para apoyar al FC Barcelona en cada partido y no dudé un segundo en unirme a ellos para disfrutar del partido.





Iba con la idea de encontrarme allí a unos cuantos españoles seguidores de su equipo… pero cual fue mi sorpresa cuando casi ni se podía entrar de la gente que había (y el local no es pequeño). Españoles, americanos, latinoaméricanos y gente de otros muchos países unidos por su equipo, incluso algún que otro madridista luciendo muy orgulloso su camiseta blanca entre la marea blaugrana.
Tuve la suerte de encontrarme a un amigo que tenía mesa reservada (si quieres verlo en un buen sitio, debes reservar por lo menos con una semana de antelación) y pude disfrutar del partido en un lugar privilegiado.
Y más suerte aún porque fue un partidazo del Barça, ¡así que imagínense el ambiente que había y la fiesta que se montó!




Nada más terminar el partido directos a celebrar la victoria durante toda la noche, pero ese es un capitulo que contaré más adelante (y créanme que la noche en DC no tiene desperdicio), de momento les dejo con unas fotos de ayer y… ¡Visca el Barça!